mi hermanita putita

La sentía pesada, suave y firme, estaba tremenda!
Mery, le dijo -Despacio, María, que si se corre tendremos carburador weber ford escort que esperar para poder follarlo.Demasiado puta para mi gusto, enviado por: Anónimo, El: yo soy una lesviana y eso esta bueno el que quiera q me vusq.También se estaba mojando a cada segundo.Grite y suspire a la vez para no despertar a mi esposa.Sí me duele cita a ciegas la siete un poco, pero tranquila que no me va a pasar nada.Me gustan la peliculas porno, sobre todo less, y ultimamente teen y zoo.Ni siquiera se atreve a mirarle de reojo, pero encuentro su boca aún más tierna, aún mas complaciente, mientras mi mano sube por su muslo y encuentra la tela de sus inmaculadas bragas al final de sus piernas.Empecé a pujar haciendo un poquito de fuerza, hasta que lentamente descargué sobre su pecho y ante su desconcierto y asombro, unas duras heces que la penetración me había aflojado.Tomé con mi mano izquierda su enorme garrote para con ella y mi boca, ordeñarlo cuanto pudiera y saciarme de su cálido semen, al tiempo que metía dentro de su ano el pulgar de mi mano derecha para hacerlo disfrutar por ambas partes.Martín continuó con su trabajo.Ni él ni yo éramos culpables de nuestras desgracias.Sus manos acariciaban todo mi cuerpo y sus labios pronunciaban palabras formando frases que no entendía; en ese momento, Porque luego supe que se trataba de cosas que quería que haga, pero yo no sabía a que se refería.Lo saco todo de la caja y lo guardo debajo de mi almohada.No podía apartar de la mente esa enorme verga, ni la de mi difunto esposo.




[L_RANDNUM-10-999]