Por ejemplo, si desaparece un móvil los llamamos rápidos y ellos bloquean la puerta enseguida para que no salga nadie.
Yo le aclaro que no es sobre mis penas, sino sobre su trabajo.Una hondureña enorme es más rápida, me agarra de la muñeca y me introduce de un violento tirón en uno de los pisos.A los clientes también les da mucha calma ver que hay alguien de seguridad.Es un edificio muy viejo, de casi 200 años y sin ascensor.Cuando salgo del edificio me doy cuenta de que los chicos de seguridad no están.Desde los 15 años llevo de putas, presume.LA explotaciÓN, EL verdadero problema Repasamos juntos el listado de burdeles que he recopilado y nos damos cuenta de que tal vez esté incompleto Creo que hay algún otro.Sus chulos son peligrosos masculla.Deduzco que peruano, porque lleva una camiseta del Sporting Cristal.En la calle de Tomás Bretón, en un semisótano cerca de Atocha, hay una casa que tiene a una treintena de chicas, siete por turno.Tina entra en la habitación y fumiga con su ambientador de rosas.Las habitaciones del piso están decoradas de forma infantil.Ahora la cosa está algo más tranquila reconoce.
Yo recuerdo a la hondureña del 127 apretándome la muñeca y pienso en lo bien que vendría alguien de seguridad allí también, en aquel primer piso loco.
Me pregunta que qué horas son estas de venir a fo*ar, que las chicas mujeres de estados unidos buscando pareja ya se han ido.




[L_RANDNUM-10-999]